Turismo Ecuestre en Aznalcázar

    Información de la actividad

  • Zona: - Sevilla
  • Válido para niños: Si
  • Nivel de la actividad: Bajo
  • Descripción

Disfrutar de la calidez, el confort y la tranquilidad de una zona aislada tradicional de Andalucía es un lujo para los sentidos. Y es justo lo que podrás encontrar en la Hacienda Dos Olivos, en Sevilla, un lugar donde destaca lo ecológico y natural. ¿Quieres practicar equitación en un entorno único?

La Hacienda Dos Olivos está situada a 30 kms al suroeste de Sevilla. Destaca por por su maravilloso clima, la diversidad cultural y su rica historia. Se trata de un alojamiento rodeado de olivos orgánicos y en el borde del Parque Nacional de Doñana. 

La granja está ubicada en las colinas suavemente ondulantes de olivos, naranjos y almendros en una región mundialmente conocida por su producción de aceitunas Manzanilla Fina y como el hogar de los caballos andaluces. Un entorno único donde disfrutar de la equitación y el noble arte de montar a caballo.

En la Hacienda Dos Olivos podrás además alojarte, disfrutando de la calidez, el confort y la tranquilidad de una casa aislada en plena naturaleza. Además, puedes hacer una parada en su restaurante tradicional de cocina andaluza con productos locales, regionales y con sabores árabes, acompañado con un buen vino de mesa y cerveza.

Actividades de equitación en la Hacienda Dos Olivos

  • Equitación clásica: aprenderás a desarrollar las habilidades naturales para Caballo y el jinete. Ideal para aquellos que buscan un mayor nivel de comprensión con la calma, la humildad y la voluntad de aprender del caballo. Montarás alguno de sus talentosos y expresivos sementales españoles bajo la atenta mirada de un instructor experimentado, descubrirás las sensaciones únicas del diálogo entre el caballo y el jinete.
  • Cursos de equitación: el aprendizaje reflexivo. En este tipo de curso desarrollarás tus habilidades en los aspectos prácticos y teóricos de Monta Western. Podrás, además, elegir entre clases de conciencia corporal complementarios, tales como el Tai Chi o técnica Alexander con instructores profesionales bajo petición.
  • Prácticas para estudiantes: la combinación de la experiencia práctica con el estudio a través de su programa de estudiantes. El fin es adquirir conocimientos valiosos, tanto teóricos como prácticos de la equitación.